Japón posee una historia llena de acontecimientos notables que dieron forma a una de las principales potencias del mundo, tal como la conocemos en la actualidad, la Medicina Tradicional japonesa, especialmente la acupuntura, se vio directamente influenciada por dichos eventos.

Esto se hizo evidente desde el rudimentario periodo Jomon, pasando por periodos de condiciones sociales y geopolíticas muy turbulentas como en los periodos Heian y Edo, que influyeron y permitieron cambiar el rumbo de la acupuntura que venía practicándose desde China.

Acupuntura Japonesa
Acupuntura Japonesa

Así se dio origen a lo que conocemos hoy como acupuntura japonesa. Tras 1.500 años de ser empleada en el ámbito clínico, la acupuntura japonesa se enfrenta hoy en día al gran reto de establecer una base de evidencia científica firme que la soporte, para lo cual es preciso entender de dónde surgen sus características particulares, a partir de su contextualización en los acontecimientos históricos que le dieron forma a lo largo de los años.

Gran parte de la teoría de la medicina tradicional china todavía se utiliza y la mayoría de los puntos de acupuntura se utilizan con solo unas pocas modificaciones.

La punción en la acupuntura japonesa es la más suave en todos los métodos de punción. Las agujas penetran en la piel solo superficialmente.

La acupuntura japonesa pone mucho énfasis en el uso de la palpación (tacto) antes del tratamiento con aguja. Estos profesionales confían en la palpación abdominal para juzgar el punto de inserción de la aguja.

a acupuntura japonesa puede ser usada por personas de cualquier edad y género. De hecho, esta posee un método terapéutico específico para pacientes pediátricos. Por otra parte, este tipo de
acupuntura está ideado para tratar diferentes afecciones a la salud del individuo, que van desde dolores musculares, pasando por problemas del sistema nervioso, hasta llegar a dolencias del sistema digestivo. Incluso se la aplica para tratar el resfriado común y los dolores de cabeza.

Asimismo, como se trata de un método nada invasivo, se recomienda la aplicación de la acupuntura japonesa en aquellas personas que sufran algún tipo de temor o fobia a las agujas, que es la principal herramienta estandarizada de la acupuntura clásica. Lo cierto es que, siendo la principal diferencia la carencia de agujas en el proceso, la acupuntura japonesa ha adquirido notable presencia en multitud de centros especializados, tanto en occidente como en los países más cercanos.

Acupuntura Japonesa

Conoce más sobre nuestros diplomados o talleres en acupuntura aquí en COPALMECH