La Podología es la rama de las ciencias de la salud que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías, enfermedades y alteraciones que afectan al pie, su campo profesional se circunscribe a diagnosticar, prescribir, administrar y aplicar tratamientos farmacológicos, ortopodológicos, físicos y quirúrgicos en las enfermedades y deformidades de los pies.

Podología es del griego donde se encuentra el origen etimológico de la palabra podología que y es que se halla compuesta de tres componentes de dicha lengua:

  • sustantivo “podos”, que puede traducirse como “pie”.
  • El término “logos”, que es sinónimo de “estudio”.
  • El sufijo “-ia”, que se usa para indicar “cualidad”.
Podología
Podología

La podología es la especialidad de la medicina que se dedica a analizar, diagnosticar y tratar diversos trastornos vinculados a los pies. El experto en podología (llamado podólogo) puede encargarse del tratamiento de múltiples afecciones siempre que la acción no requiera de una cirugía compleja.

Es interesante y curioso, al mismo tiempo, saber que, aunque haya sido en las últimas décadas cuando la podología ha cobrado protagonismo en nuestra sociedad, era ya una ciencia o una rama médica con mucho pasado detrás.

Así se considera que ya en el Antiguo Egipto había profesionales especializados en el cuidado de los pies, en concreto, el faraón Amenofis IV tenía a su cargo varias personas que se centraban en que sus citados pies estuvieran en las mejores condiciones posibles, sin callos e incluso con lacas en las uñas.

Promover la salud es un proceso que permite a las personas tener un mayor control de su propia salud, sin embargo, no basta con que los sanitarios ofrezcamos tratamientos una vez instaurada la enfermedad.

Los pies pueden sufrir problemas inherentes a ellos o padecer manifestaciones o síntomas relativos a otros problemas orgánicos.

problemas más frecuentes en la podología

  • Juanetes: Este doloroso problema es muy típico en mujeres de más de 40 años, debido a un uso prolongado de zapatos de tacón o que comprimen los dedos. También aparecen a mayor edad.
  • Uñas encarnadas: Este molesto problema puede tener diversas causas, pero la principal es una mala técnica de su corte.
  • Callos: Suelen producirse por el roce del calzado o por un mal apoyo o mala pisada del pie. Es importante nunca retirarlos en casa.
  • Papilomas: Este problema de la piel se confunde con los callos. De tratarlos en casa se puede agravar el problema.
Podología