El masaje sueco, creado por el médico sueco Henrik Ling, es una de las técnicas de masajes más antiguas y populares en el mundo entero que tiene su origen en las civilizaciones china, egipcia, hindú y, especialmente, en la greco-romana.

Para desarrollar su técnica, Ling se inspiró en sus grandes conocimientos adquiridos en anatomía, educación física, esgrima y en su convencimiento del poder del pensamiento sobre la mente.

Aunque tuvo que pasar un siglo para que su trabajo fuera plenamente reconocido y sus técnicas empleadas, primero en Estados Unidos y, más tarde, en Europa, hoy en día, la mayoría de las modalidades de masaje terapéutico occidental tienen su origen en el masaje sueco

LA MAGIA DEL MASAJE SUECO
LA MAGIA DEL MASAJE SUECO

Una de las mejores opciones a la que podemos recurrir para eliminar el estrés, las tensiones acumuladas, los dolores de espalda y combatir una mala circulación sanguínea, entre otras cosas, es al masaje sueco.

Se trata del masaje más conocido y utilizado en todo el mundo que tiene como principal objetivo equilibrar el cuerpo de forma natural, tonificándolo y relajándolo por completo, además de favorecer la mejora de la circulación sanguínea.

El masaje sueco consiste concretamente en la aplicación de masaje (movimientos suaves o fuertes) por todo el cuerpo siguiendo siempre el sentido contrario de la circulación sanguínea, con ello, se busca favorecer la salud física y emocional del paciente, centrándose sobre todo en mejorar el flujo de la sangre, la actividad cardiovascular y, por consiguiente, el funcionamiento del corazón.

Existen diferentes instituciones en el mundo entero que pueden impartir una infinidad que masajes terapéuticos y enfocar la mayoría en masaje sueco, pero en COPALMECH puedes preguntar por cursos y diplomados enfocados al área de masaje terapéutico, sin duda contamos con el temario mas completo en el mercado y sobre todo validez oficial.